LUISA CASTILLO

Tener una Relación sana con los Alimentos, una Forma de Nutrirse por Completo

Al hablar de una relación sana con los alimentos se hace referencia a una serie de aspectos que pueden determinar muchas cosas en una persona. Comer es una actividad que se hace con cierta constancia a diario, pero, ¿en qué punto esto puede ser perjudicial? La relación con la comida puede estar llena de cosas buenas y malas.

Todas las personas, en algún punto de su vida, pueden llegar a relacionarse con la comida de una manera inadecuada. Es por todo esto que vale la pena entender qué es necesario para lograr una interacción sana y que permita cubrir las necesidades alimenticias. Te invitamos a conocer un poco más sobre este interesante tema.


También te puede interesar: ¿Es Recomendable el Coaching Nutricional para Niños? Una Solución a la Obesidad Infantil


¿Cómo saber si tienes una relación sana con los alimentos?

Comer es algo que se hace a diario sin falta, una actividad que no solo sacia las necesidades físicas, sino también las psicológicas. Relacionarse adecuadamente con la comida depende del lugar que esta tenga en la vida. Para algunas personas, comer, es sencillamente una acción más, mientras para otras, es todo un ritual que no pueden ignorar.

Mantener una relación sana con los alimentos va a depender de que tan importantes sean estos en el día a día. Hay una pequeña lista de aspectos que pueden ayudarte a entender lo que una relación saludable significa. Dale un vistazo y comienza a descubrir lo que puedes estar haciendo mal.

  • La comida se disfruta por completo, desde hacerla, hasta consumirla, incluso, con las situaciones sociales que esto puede significar.
  • Solo se busca comer cuando esto es una necesidad física, respetando los horarios y la sensación de estar satisfecho con una ración adecuada.
  • Tener dentro del menú cotidiano, platillos que ayuden a mejorar tu salud, sin obsesionarse con comer estrictamente “sano”, ni contar calorías.
  • Comer no genera sensaciones de culpa, ni es la solución ante situaciones de ansiedad, tristeza o molestia.
  • Tu identidad y personalidad, están por encima de tu alimentación, alejando tu percepción propia, de lo que ingieres en tu dieta.
  • Cambiar la forma de cocinar o consumir un alimento no genera problemas en tu vida.
  • Inexistencia de conductas obsesivas ante la comida, alejándote de las purgas después de comer o la necesidad de pesarte antes y después de hacerlo.

¿Qué debes hacer para mejorar esta interacción diaria?

En caso de que hayas notado que hay algo fuera de lugar en consideración a tu forma de comer, será necesario que comiences a corregirlo. Lo mejor que puedes hacer para comenzar, es identificar tus problemas. Hecho esto, es bueno que busques una manera de darle solución a dichos problemas, sin necesidad de hacerlo bruscamente.

Lograr una relación sana con los alimentos es algo que depende de diferentes factores físicos y psicológicos. Hay muchas situaciones que ameritan una solución emocional y que una vez resueltas, pueden mejorar tu forma de ver la comida.

¿Es necesario contar con ayuda profesional?

relacion sana con alimentos saludables

La nutrición y la psicología, son aspectos básicos en el proceso de mejoramiento de tu alimentación. Es buena idea que busques ayuda profesional debido a que muchas veces, es necesario tomar algunas acciones que pueden ser difíciles de asumir.

Alimentarte adecuadamente es sinónimo de una buena dieta, lo cual a su vez, no significa que debas llevar una dieta estricta. Tener una relación sana con los alimentos es sencillamente el hecho de poder comprender que hay alimentos y situaciones que pueden hacerte daño y que solo tú puedes controlar.

Si quieres descubrir una forma adecuada de alimentarte, alejándote de los excesos y los alimentos que pueden hacerte daño. Será mejor que comiences a considerar lo que comes, cuándo y por qué lo haces, es seguro que encontrarás respuestas positivas para muchos problemas.