LUISA CASTILLO

Intolerancia o alergias alimentarias

La intolerancia o alergias alimentarias pueden comprometer el correcto desenvolvimiento de tu alimentación. En estos casos, se experimenta una tendencia a bajar de peso o incluso, comer alimentos que no vienen al caso. Incluso, es normal que sientas que es imposible llevar un régimen dietético adecuado, pero realmente tiene solución.

Hacer frente a las alergias alimenticias y problemas de intolerancia a ciertos componentes es uno de mis puntos fuertes. A través de un plan estratégico, se identifican rápidamente tus falencias y se arma desde el principio una ruta a seguir. De esa manera, podrás alcanzar tus objetivos nutritivos y así incrementar, exponencialmente, tu calidad de vida al máximo.

Intolerancia o alergias alimentarias. ¿Se diferencian en algo?

Muchas personas tienden a confundir la terminología puesto que piensan que son conceptos iguales. Para que no formes parte de ese credo, es importante diferenciar la intolerancia y alergias alimentarias como tal. Como resultado, podrás saber con detenimiento qué es lo que padeces y cómo te ayudaré a atacar el problema más adelante.

Primeramente, ¿qué es la intolerancia alimentaria como tal?

Al hablarte de una intolerancia estoy haciendo énfasis en la incapacidad del organismo de absorber algún compuesto proveniente de la dieta. Por consiguiente, no podrá metabolizarlo ni aprovechar los nutrientes que este puede aportar. En definitiva, resultará en un alimento inservible que únicamente generará variedad de consecuencias para tu salud.

Es importante hacer hincapié en el hecho de que, en las intolerancias, el sistema inmunológico no juega un papel trascendental. Al contrario, es un déficit que se asocia fundamentalmente a la capacidad disminuida de absorción en tu sistema digestivo.

Por otra parte, tu organismo en general actuará de manera adversa en contra del componente en cuestión. Este último será reconocido como “extraño” y, por lo tanto, desencadenará una serie de reacciones que se manifestarán en signos o síntomas propios.

¿Qué debes saber acerca de las alergias alimentarias?

La principal diferencia entre un concepto y otro son los sistemas funcionales de tu organismo que entran en juego. En las intolerancias, el sistema digestivo es el protagonista; mientras que, en este caso, es el sistema inmune quien modula la respuesta al componente ingerido.

Básicamente, los alimentos de la dieta están compuestos por diversas moléculas o compuestos que en principio son inocuos al ser estudiados. Sin embargo, en ocasiones el sistema inmunológico de tu cuerpo puede reconocer alguno de éstos como potencialmente nocivo. A partir de allí, se origina un cuadro clínico conocido como reacción de hipersensibilidad.

Las intolerancias o alergias alimentarias, independientemente del escenario, son problemas de salud que debes tratar rápidamente. No solo desde el punto nutricional, sino en detenimiento de un equipo de salud multidisciplinario para sobrellevar otros aspectos.

¿Cómo identificar las intolerancias o alergias alimentarias? Signos y síntomas clásicos

Antes de proceder a conocer las dietas para aumentar de peso o disminuir unos kilos de más en estos casos, debes profundizar tus conocimientos. Básicamente, deberás identificar cuáles son los signos y síntomas que se asocian en cada escenario como tal. De esa manera, sabrás cómo actuar o en qué apoyarte para obtener un resultado dietético saludable.

Signos y síntomas intolerancia alimenticia

Normalmente, la sintomatología de estos cuadros clínicos se asocia directamente a problemas gastrointestinales. Es decir, tu sistema digestivo se verá alterado por la dificultad que representa no poder metabolizar algún componente de la dieta. Entre los más resaltantes, se encuentran actualmente los siguientes:

  • Dolor estomacal.
  • Acidez y reflujo gastroesofágico.
  • Sensación de pesadez e hinchazón abdominal.
  • Náuseas y vómitos.
  • Flatulencias recurrentes.

Signos y síntomas alergias alimenticias

Las alergias alimenticias son el resultado de una reacción exagerada de tu sistema inmunitario ante un componente de la dieta. Este compuesto se comporta como elemento alérgeno para tu organismo e inmediatamente, desata toda una respuesta inmunológica. Sin embargo, en ocasiones puede provocar la siguiente sintomatología de cuidado:

  • Disnea (dificultad para respirar).
  • Tos seca.
  • Cuadro asmático.
  • Reacciones cutáneas: eczemas, urticaria, prurito, eritema.
  • Shock anafiláctico (peor de los casos).

Es importante mencionar que esta sintomatología igualmente puede asociarse a manifestaciones clínicas gastrointestinales. Por ende, las náuseas, vómitos, diarrea e incluso flatulencias, pueden estar presentes en estos eventos.

¿Por qué acudir a un nutricionista especializado en estos casos?

Como te mencioné en párrafos anteriores, las alergias e intolerancias alimenticias pueden incurrir negativamente en la nutrición normal. Este hecho se puede traducir, incluso, en trastornos alimentarios que pueden ser difíciles de tratar en corto plazo.

El nutricionista en caso de alergias alimentarias

En esencia, el nutricionista te ayuda a identificar con sumo detalle cuáles son las posibles causas de este problema. De esa manera, armará para ti un programa específico evitando aquellos componentes que pueden desencadenar las reacciones alérgicas.

Actualmente, se tiene constancia que los siguientes alimentos son causa principal y sospechosa de estos cuadros clínicos. Desde la leche de vaca, huevo, pescado, frutos secos, mariscos, hasta algunos cereales o legumbres.

El papel del nutricionista frente a las intolerancias

Las intolerancias o alergias alimentarias deben tratarse por igual, haciendo empeño en solventar las causas de ambas. En el primer caso, el nutricionista comprueba principalmente qué tipo de intolerancia es. Dentro de las más comunes, destaca aquella relacionada con la lactosa seguida de la del gluten.

Por lo tanto, igualmente construirá un plan para ti que evite alimentos que contengan estos componentes. Desde leche, yogurt, harinas, quesos, helados, batidos, natillas o todo lo que derive de esta clase de alimentos.

En ese sentido, priorizará para ti alimentos como pasta, arroz, leche de otro origen como la de soja o almendras. Frutas secas e incluso la carne de ser el caso, siempre y cuando no se cumpla con una dieta vegetariana.

Opinión especializada

Intolerancia o alergias alimentarias 2

Muchas personas cometen el error de eliminar alimentos de su dieta sin antes consultar una opinión experta. No caigas en mitos ni en diatribas y acude a un especialista del área para asesorarte al respecto. Prescindir de algún tipo de comida en particular sin conocer más al respecto puede traducirse en déficits nutritivos importantes.

¡Dile adiós al miedo a las intolerancias y alergias!

Contacta conmigo y empecemos un plan especializado para decir adiós a las intolerancias o alergias alimentarias. Te ofrezco alternativas de comidas con excelente sabor para que además de comer bien, lo hagas sanamente y sin riesgos.