LUISA CASTILLO

Cómo tomar medidas corporales

Como responsables de nuestra salud, es importante que en todo momento estemos al pendiente de nuestro peso y talla corporal. Evitar problemas como la obesidad o la diabetes, nos podría dar una mejor calidad de vida a largo plazo.

Para esto, es necesario saber cómo tomar nuestras medidas corporales con el fin de llevar un control regular de nuestra composición corporal. Además, también es bueno que llevemos un chequeo constante con nuestro nutricionista de confianza. Es por eso que en esta ocasión te traemos una serie de pasos para que aprendas a cómo tomar las medidas de tu cuerpo, y sepas cómo interpretar los resultados que te arroje la balanza y la cinta métrica. Tal y como lo haríamos en mi estudio completo de composición corporal.

Primero que nada, ¿qué son la talla y el peso?

Antes de explicarte cómo medir tu talla y peso, primero debes saber qué son estos términos, y aquí te lo explicaremos de una forma rápida, concisa y precisa. ¡Presta atención!

Primero vamos con la talla. Este es un parámetro que se encarga de medir la altura de nuestro cuerpo, en base a escala de centímetros. También suele usarse para hacer un seguimiento en el crecimiento corporal en niños y adolescentes.

En el caso del peso, este parámetro se encarga de enjuiciar nuestra masa corporal total, en conjunto con otras partes de nuestro cuerpo (huesos, músculos, tejido adiposo, etc.)

Tanto el peso como la talla son cosas que recurrentemente se toman en cuenta a la hora de valorar nuestro estado nutricional, dado que, llevar un control de ambos es útil en casos de poseer una patología que afecte el tamaño de nuestro cuerpo.

¿Cómo se deben tomar las medidas del cuerpo?

En realidad, tomar medidas corporales no es tan difícil como parece, cuando vamos a hospitales o asistimos a una consulta regular con un nutricionista, estas medidas normalmente se toman con una báscula de medición.

Para hacer esto de forma correcta, se debe estar completamente erguido, con la mirada hacia el frente y los pies juntos. Debes saber que el peso también se puede medir aparte si usas una báscula de piso, puesto que estas básculas son específicamente para eso.

También puedes hacer uso de la cinta métrica para delimitar tu cuerpo, lo cual te daría medidas más exactas, pero resulta ser un método que no es usado por los nutricionistas.

Eso sí, tu peso y talla se puede alterar por diferentes factores. La dieta que llevas o si posees alguna enfermedad como la obesidad, pueden modificar tu tamaño corporal habitual.

Como dato curioso, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la obesidad es un problema a escala mundial que afecta a cualquier persona, lo que la hace una de las patologías con un gran índice de mortalidad en el año.

Pero no solamente la obesidad puede alterar tu peso y talla corporal. Realizar actividad física también lo hace, puesto que, al ejercitarte tu masa muscular aumenta, lo que incrementa tu peso y en algunas ocasiones, tu tamaño.

¿Cuál es el orden correcto para tomar las medidas?

Para tu sorpresa, sí existe un orden correcto para tomar las medidas corporales que poseemos. Esto más que todo se basa en ir desde la cabeza, hasta los pies, midiendo poco a poco cada hendidura o proporción de tu cuerpo.

Asegúrate bien de que esto sea realizado por un profesional, bien sea un nutricionista o alguien que esté bien instruida, aunque te recomendamos que preferiblemente sea un nutricionista.

En todos los casos se usa una cintra métrica para medir, puesto que una balanza o báscula de medición no nos podría servir de mucho para medir, por ejemplo, nuestros brazos.

Medir la cabeza

Lo que debes hacer primero es calcular 1 dedo por encima de las orejas y a la elevación de las cejas. Con esto, mediremos el contorno de la cabeza, la cual debería estar en una media entre 55 y 60 centímetros.

Para medir el peso de nuestra cabeza es muy distinto, puesto que no se cuenta con un equipo que pueda medir exactamente el peso de esta misma. Sin embargo, te podemos decir que su peso promedio es de 8 kilogramos, si se trata de la cabeza de un adulto. 

Medir el tronco y los brazos

Lo siguiente sería medir tu torso y tus extremidades superiores. En el caso de tus brazos, con solamente estirar la cinta métrica a lo largo y ancho de ellos, y si te fijas bien, será muy fácil determinar cuánto miden.

En el caso de tu torso, debes medirlo de forma seccionada, empezando por el pecho y siguiendo con la cintura y la cadera. En el caso del pecho, deberás colocar la cinta métrica alrededor de este, justo por debajo de los brazos.

Para determinar cuánto mide tu cintura, colocas la cinta métrica a nivel del ombligo, por encima de las espinas ilíacas, es decir, por encima de los huesos que están por debajo de tu cintura.

Una vez que rodees tu cintura, asegúrate de que tanto tú, como la cinta métrica estén totalmente rectas en todo momento. Así obtendrás resultados mejores y más exactos.

Ahora bien, para medir tus caderas sólo tienes que ubicar la cinta métrica un nivel más abajo de la cintura y rodearla por completo. Recuerda que en todo momento la cinta métrica debe tener ambos extremos unidos.

Por lo general, un brazo humano pesa alrededor de 10 kilogramos, y el torso completo pesa dependiendo del género, ya que las mujeres tienen un peso adicional por sus pechos.

Medir tus extremidades inferiores

Para este procedimiento solamente es necesario rodear tus piernas con la cinta métrica, y luego, correr la cinta por la extremidad completa para medir el largo de tus piernas en conjunto.

¿Cómo tomar medidas para saber si estoy adelgazando?

Algunos expertos en nutrición (como el nutricionista español José Luis Flores de la Cerda) indican que las primeras partes del cuerpo que son altamente afectadas por el adelgazamiento, son las caderas, el abdomen, los muslos y los glúteos.

Por supuesto que esto se debe más que todo a enfermedades, aunque, el constante sedentarismo también puede ser un factor determinante para que empieces a perder peso.

En ese caso, para saber si estás adelgazando, sólo necesitas tener un chequeo regular de tus medidas corporales, ya que en un principio a lo mejor no lo notes, y si te guías de tus anteriores medidas, entonces puedes saber si estás o no estás adelgazando.

¿Cuáles es la talla y el peso ideal?

Como tal, no existe y no existirá una talla o peso ideal. Eso es una vil mentira que recurrentemente se ve en los certámenes de belleza, sin embargo, en la realidad todo es muy distinto.

En la actualidad, existe un mayor porcentaje de personas obesas a nivel mundial, y la mayoría de esas personas son de Norteamérica. Esto nos indica que, aunque no queramos aceptarlo, el ser humano ha estado viviendo bajo los estándares de una persona obesa. 

Si de verdad deseamos unas medidas corporales acordes a nuestro cuerpo, lo ideal sería comer sano, ejercitarse y, sobre todo, mantener contacto estrecho con un nutricionista.

¿Es bueno ir al nutricionista para controlar las medidas?

¡Claro que sí!, ir al nutricionista es lo mejor que puedes hacer, y aún más si sientes irregularidades con tu peso, aunque, obviamente, no siempre las razones para asistir al nutricionista se deben a que tu peso está más bajo o más alto. En mi caso te lo pongo fácil, ya que en mi consulta nutricional online podemos llevar un seguimiento de tu estado estés donde estés.

Puedes ir al nutricionista en todo momento que requieras de ello, hasta para empezar una dieta o conocer qué alimentos son malos para tu estómago. Al fin y al cabo, el nutricionista puede tratar con todo tipo de problema que tengas a nivel alimenticio.

De hecho, la OMS también indica que un factor que está estrechamente relacionado con las enfermedades crónicas, son la muy mala alimentación y los malos hábitos diarios.

Por eso, es necesario que incluyas todo tipo de alimentos en tus dietas, claramente, dependiendo de si deseas aumentar de masa muscular, o si quieres bajar de peso corporal.

Si quieres aumentar masa muscular, te recomendamos que adquieras una dieta que contenga fibra y vitaminas, por ejemplo, la avena y otros cereales te pueden ayudar mucho.

Algunas enfermedades crónicas que afectan nuestras medidas corporales

Como anteriormente mencionamos, la obesidad es la razón más grande por la cual se alterarían nuestras medidas corporales, sin embargo, existen otras enfermedades crónicas que también pueden afectar significativamente nuestro peso.

Un ejemplo de esto sería la diabetes. Es cierto que la diabetes no siempre provoca que engordemos, sin embargo, la mayoría de las personas diabéticas tienden a ser relativamente grandes de peso.

¿Por qué sucede esto? Pues, una de las hormonas que necesitan las personas diabéticas en su tratamiento, es la insulina, ya que hace el papel de esponja absorbente de azúcares.

Esto ocurre más que todo a nivel celular; sin embargo, afecta en gran medida ya que provoca un aumento de peso significativo en la persona, generándole problemas a la hora de tratar con su enfermedad.

Otra enfermedad que también tiene relación con el aumento de peso, es la hipertensión arterial, aunque, el porcentaje de aumento de peso por esta enfermedad, es mínimo.

La hipertensión provoca que la tensión arterial suba de forma repentina cuando la persona se encuentra en situaciones emocionales fuertes, y también en espacios calurosos.

También, si a lo largo del tiempo la enfermedad se logra desarrollar lo suficiente, esta puede provocar severos síntomas a la persona, como por ejemplo un infarto, lo que podría desencadenar en la muerte.