LUISA CASTILLO

Dieta para colon irritable y menú semanal

El colon irritable, más que una enfermedad, es un síndrome, que al igual que tus hábitos alimenticios, este te acompañará toda la vida. El colon irritable es una patología bastante recurrente, ya que la padece o la ha padecido en algún momento de su vida casi el 15% de la población mundial. Probablemente estés pensando cuál es el secreto para ello, sin embargo, es una lástima decepcionar, porque no existe ningún tratamiento para eliminarlo. No obstante, sí que podemos cambiar nuestra alimentación para evitar sus síntomas y sentirnos bien. Todos los cambios de tu cuerpo comienzan cambiando los hábitos de tu vida, en donde se incluyen actividades, comidas, ocio, e incluso, la forma de pensar.  ¿Quieres que te hable acerca de la dieta para colon irritable y el menú semanal que deberías comer para mejorar este síndrome? En el siguiente artículo te lo explico tal y como hago en mi consulta nutricional.

¿A qué se debe el colon irritable?

El colon irritable es una síndrome funcional, compleja, crónica y recurrente. Como cada organismo es distinto, su detección es complicada, pues las manifestaciones clínicas comprenden de cambios drásticos, lo que también dificulta el tratamiento.

La mayoría de los pacientes tienden a manifestar dolor abdominal e inflamación. Además, el aproximado de pacientes que acuden a consulta por ello y el control con un nutricionista abarca hasta casi un 30%. Su diagnóstico viene siempre dado por la cantidad, frecuencia e intensidad de los síntomas, pero ponerte en manos de un profesional (como en mi consulta nutricional online) es de gran ayuda a la hora de poder detectarlo y empezar a hacer cambios en tu vida para poder superarlo.

Las razones por las que el sistema actúa de esta manera aún se encuentran en estudio, pues son muy ambiguas. Sin embargo, los expertos en gastroenterología y médicos nutricionistas de cabecera afirman que el síndrome de colon irritable puede aparecer ante la presencia de algunos factores de riesgo. Algunos de estos factores de riesgo más frecuentes son:

  • El estrés de la vida diaria de la persona.
  • Alteración de la microbiota intestinal.
  • Susceptibilidad genética.
  • Alteración de las funciones de la barrera intestinal.
  • Trastornos de motilidad.

Si bien son varios, existe población vulnerable, entre estas predominan las mujeres y niños que aún no han completado su desarrollo. Asimismo, la materia fecal también se ve afectada, incluso se pueden presentar casos de malabsorción y múltiples respuestas de carácter inmune que pueden resultar molestas y dolorosas para el paciente.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de colon irritable?

Todo aquel paciente cuyo motivo de consulta sea dolor abdominal puede ser un posible caso de colon irritable. Los síntomas clínicos generalmente no son completamente útiles durante la anamnesis para definir si es colon irritable. Por tanto, si se hace un estudio más profundo de su rutina puede esclarecer las sospechas de dicha condición.

¿Qué puede desayunar una persona con colon irritable?

Recuerda que, no todos los planes alimenticios funcionan de igual forma en todas las personas, pues cada organismo es distinto y los niveles de tolerancia a ciertos elementos puede variar. Sin embargo, para las personas con esta clase de condición se mantiene suele ser de gran utilidad mantener una dieta baja en hidratos de carbono.

Al sufrir de colon irritable despídete de las harinas de trigo, centeno, cebadas, verduras como la col e incluso algunas frutas. Los lácteos de cualquier tipo se encuentran terminantemente prohibidos, sin embargo, en algunos casos se aprueba la ingesta de yogurt griego, pero solo si el/la nutricionista lo aprueba.

La dieta dejará de llamarse así y se convertirá en un hábito de tu vida. Será aumentada la ingesta de cereales con alto contenido en fibra. Asimismo, también son permitidas frutas con bajo índice glucémico, como la papaya, el durazno y la fresa. Con ello podrán cubrir los nutrientes a primera hora de la mañana de forma satisfactoria.

Entonces, como recomendación de un buen desayuno tienes la posibilidad de crear platos sencillos, como galletas de arroz, tortillas, e incluso panqueques de forma saludable. Puedes consumir bebidas sin lactosa, así que a primera hora de la mañana puedes acompañar tus comidas con un vaso de estas o jugo sin azúcares agregados.

Una de las opciones para recibir por la mañana es el consumo de un té o infusión sin edulcorantes. Como acompañamiento se puede hacer ingesta de un par de rebanadas de pan integral tostado y una fruta. Es la más famosa y común de las opciones, pero la más accesible hasta el momento. Nunca ayunes, eso provocará mayor inflamación.

¿Qué clases de alimentos se encuentran permitidos al padecer de colon irritable?

De los cereales, se pueden consumir el arroz, maíz, quínoa, trigo y sarraceno, es decir, todos aquellos que no contienen gluten. La soya es ideal para desinflamar y ayudar a evacuar; y el consumo de papa y yuca no producen una respuesta alarmante ni flatulencias, por lo que también puedes integrarlos en tu dieta.

Lastimosamente los frutos secos no son amigables con el colon. Sin embargo, verduras como la acelga, apio, calabacín, calabaza, espinaca, judías y zanahorias sí que son completamente seguras  para la salud intestinal por sus altos niveles de betacaroteno.

También se deben tomar en cuenta varias frutas saludables, pero ten en consideración que para el colon irritable las aceitunas, cerezas, frambuesas, melones y mangos no son tan prometedoras. Estas son algo pesadas de digerir, lo que puede sobreestimular la respuesta inflamatoria y aparecería el dolor y la distensión.Las carnes no se encuentran excluidas de este segmento, siempre podrás consumirlas mientras sean magras o blancas, como el pollo y el pescado. Sin embargo, todo embutido que conozcas se encontrará fuera de discusión en la dieta. Incluso no está de más recordar que ningún tipo de edulcorante es permitido. Si aún tienes dudas puedes consultar qué otros alimentos puedes comer o no durante mis sesiones nutricionales online.

¿Qué cenar para colon irritable?

Para cenar es mejor optar por comidas ligeras y fáciles de digerir. Además, los horarios de comida deben definirse, comer a altas horas de la noche puede provocar que el intestino no procese bien los alimentos, pues se encuentra cerca del horario de sueño. Lo preferible es que la ingesta sea producida 4 horas antes de acostarse para poder evacuar.

Siguiendo lo anteriormente mencionado, la dieta debe tener alto contenido en fibras y vitaminas, que cumpla los valores nutricionales para poder abastecer al organismo. Lo mejor para consumir durante esos momentos son las ensaladas de hojas crudas, con verduras al vapor o hervidas.

La buena hidratación es importante para poder mejorar la calidad de las evacuaciones y una adecuada peristalsis. Cabe destacar que durante las comidas nunca debe faltar la proteína. El huevo se convertirá en tu fiel aliado, pues su alto contenido en proteína y albúmina lo vuelve ideal, así como también la pechuga de pollo o pavo.

Dile no a las frituras, por más tentador que sea, al igual que la comida rápida. Las bebidas efervescentes quedarán en el pasado, por tanto, puedes reemplazarlo por zumos o agua, preferiblemente.

¿Qué pan puede comer una persona con colon irritable?

Generalmente el pan queda fuera de órbita al momento de tratar esta afección. No obstante, existen muchas alternativas que pueden suplantar a la receta original. Entre estos se encuentra el delicioso pan integral, compuesto por más de un tipo de cereal y fibra, lo que ayuda al intestino a procesarlo por completo.

Pero recuerda, siempre, sin excepciones, debe ser tostado. Además, tampoco se debe comer solo. Puede ser el acompañamiento de ensaladas y consomés de aves. Si deseas algo dulce también puede combinarse con algunas frutas.

Por otro lado, es muy importante mantener unos niveles de hidratación adecuados. Si consumes mucha fibra, pero no te mantienes hidratado lamentablemente la inflamación sería mayor y no podrás evacuar de forma sencilla y natural.Lo bueno de este pan es que el uso de levaduras no afecta en gran medida a las personas con casos de colon irritable. Mantente positivo, que los cambios ameritan de esfuerzo y lo estás logrando.

¿Qué frutas sirven para desinflamar el colon?

Como se mencionó anteriormente, hay mucha presencia de frutas recomendables para su ingesta como la granada, higo, limón, mandarinas, e incluso naranjas. Ellas son grandes fuentes de vitamina C y D. Del mismo modo, la piña y el coco se convierten en grandes amigos de la salud intestinal.

Ellos comprenden de una gran cantidad de agua y electrolitos, lo que les hace una maravillosa opción para aumentar la motilidad, y, sobre todo, lograr evacuar sin problemas. El plátano, el níspero y la papaya son increíbles para poder absorber de forma completa todos los nutrientes proporcionados al organismo.

A su vez, el consumo de pomelo, chirimoya, guayaba, kiwi y maracuyá, a pesar de ser cítricas, mantienen de forma equilibrada el pH y la flora intestinal. Las frutas tropicales son los mejores aliados del cuerpo humano, por tanto, todo lo que ofrezca la mano de la naturaleza es bien recibido.

Ahora bien, al momento de consumirlas, algunas es mejor cocinarlas para facilitar su digestión. Con ello se evita de forma considerable la distensión abdominal dolorosa. Asimismo, no deben ser consumidas abundantemente, en pequeñas porciones durante todo el día es tolerable y una grata comida para calmar la ansiedad. No obstante, recuerda siempre buscar ayuda con un profesional.