LUISA CASTILLO

¿Qué hacer para quitar el estreñimiento?

El estreñimiento podemos definirlo como la afección causante de no poder evacuar los desechos de nuestro cuerpo con una frecuencia normal. Lo habitual es que vayamos al baño diariamente a expulsar las heces 3 veces aproximadamente y cuando no ocurre, lo más probable es que se trate de estreñimiento. Este padecimiento puede causar muchos malestares como hinchazón abdominal con dolor, sentimiento de constipación o de que el intestino se encuentra lleno de residuos aún. Lo mejor es visitar a una nutricionista clínica especializada en ese problema. En la consulta podemos ver qué es lo que te lo provoca y encontrar soluciones adaptadas a tu caso particular.

Las causas de este malestar por lo general se asocian a que las heces recorren muy despacio el intestino, estos absorben la humedad y provocan que se dificulte la evacuación. A su vez, esta ralentización puede deberse a malos hábitos alimenticios, en especial la ausencia de fibra en tu dieta. Así como a otros padecimientos como problemas de tiroides y deficiencias cardiacas. Ahora bien, en este artículo te presentaré las maneras adecuadas para quitar el estreñimiento.

¿Cómo quitar el estreñimiento? 

Por supuesto, lo primordial sería acudir con tu nutriólogo o especialista de confianza. Pero como tal, hay muchos cambios o nuevos hábitos que puede adaptar a tu vida para lograr quitar el estreñimiento que son muy simples y marcan la diferencia. 

Hidrátate bien 

El agua es fundamental para tener un cuerpo sano. El estar deshidratado te hace más propenso a sufrir constipación, así que lo recomendable es ingerir de 1 a 2 litros diariamente para favorecer el movimiento intestinal. En especial, tomar un buen vaso de agua por las mañanas. También las aguas carbonatadas o con gas puedan ayudarte a acelerar aún más este proceso, ayudándote a ir al baño fácilmente. 

Haz ejercicio

Otra razón frecuente por las que las personas sufren de estreñimiento es por llevar una existencia sedentaria. El tener un estilo de vida dinámico favorece más a tener un cuerpo sano y activo. Así que no está nada mal que tomes de 30 a 40 minutos de tu día para que hagas una rutina de ejercicio. Particularmente recomiendo las caminatas y el yoga, harán que tu cuerpo despierte, principalmente el intestino. 

Come mejor

Evidentemente no puedes esperar tener un ciclo intestinal sano si no estás alimentándote bien. Incorpora más frutas, verduras (mejor si le dejas la cáscara) en batidos, platillos principales o como snack. Las legumbres o granos también tienen altos niveles de fibra, así que también anótalos en tu nueva lista de compras.

 Pero es importante resaltar, que debes respetar los horarios para comer. El saltarte comidas o comer en exceso no le hace bien ni a tu estómago ni a otros valores de tu cuerpo. Obedece cuando tu cuerpo te pide comida y agua, él te lo agradecerá.

 Pide ayuda profesional

Claramente, no todo podemos resolverlo solos. Aunque el consumir frutas e hidratarte son excelentes pasos principales. Un nutriólogo sabrá que cosas indicarte y cuáles debes evitar para nutrir bien tu cuerpo. La recomendación de laxantes artificiales o medicación para quitar el estreñimiento debe ser supervisada por un profesional en nutrición, ya que algunos pueden ser contraproducentes. 

Además, él sabrá decirte si tienes alguna medicación o alimento en particular que te está haciendo daño. 

¿Qué comer para ir al baño de inmediato?

Si lo que necesitas es una ayuda rápida porque estás sufriendo de los insoportables dolores causados por estar estreñido. Hay ciertos alimentos y bebidas que te ayudaran a quitar el estreñimiento ágilmente, ¡y la mayoría son muy fáciles de conseguir!

El café

Estudios hechos por varios especialistas han demostrado que las propiedades que tiene el café para despertarnos y mantenernos activos también pueden ayudar a movilizar rápidamente nuestro intestino. Una gran taza de café, descafeinado o normal, bien cargada son un laxante estupendo. Solo recuerda no sobrepasarte con él, porque también puede causar diarrea. 

Ciruelas 

Esta fruta es el laxante natural por excelencia. Gracias a su gran cantidad de fibra y otros nutrientes es perfecto para ser incluido en tu dieta diaria. Comer un par de estas va a ayudarte a estimular los movimientos de nuestro estómago gracias a la presencia del sorbitol, que también está presente en el café. 

Plátano o banana

La banana también es una gran fuente de potasio y fibra. Un buen licuado de banana, leche y canela va a favorecer a la consistencia de las heces. Lo cual va a hacer más fácil que recorran el tracto intestinal y te lleve al baño rápidamente. Y sus propiedades prebióticas también pueden estimular las bacterias estomacales y el movimiento de tu intestino.

Semillas de linaza o lino 

Este tal vez no sea un ingrediente habitual en tu despensa. Pero déjame decirte que estas son una gran adquisición por sus beneficios globales. Por alto grado de omega-3 y mucilagos te ayudarán a aumentar la mucosidad que está en el intestino, facilitando que pueda activarse y hacer su trabajo mejor. Lo indicado es que dejes reposando durante la noche una cucharada o dos de lino molido en un vaso de agua, para que puedas tomarlo al despertar.

¿Cuál es el mejor laxante natural?

Durante todo este artículo hemos podido notar el gran aporte que tiene la naturaleza en nuestro cuerpo. Las frutas, las verduras, legumbres, semillas; cada una tiene puesto bien merecido para alivianar muchos problemas estomacales y aportarnos muchos beneficios con su consumo. Pero si queremos constatar cuál es el número uno en laxantes para quitar el estreñimiento, te puedo decir que las innegables ganadoras han sido las ciruelas o pasas. 

Ya fueron brevemente citadas anteriormente, pero es que no podemos pasar desapercibido las maravillas que esta fruta ha venido a aportarle al mundo. Sobre todo, en materia estomacal, donde con solo ingerirlas paulatinamente ya estamos recibiendo agua, vitaminas A y C, minerales varios y claro, mucha fibra.Claramente, su función laxante es una de sus mayores cualidades (y la más reconocida). Puedes tomar un manojo de ciruelas frescas o secas reposando en agua toda la noche. A la mañana siguiente, ve directo a tomar el agua y come las ciruelas. Esto ayuda a las bacterias estomacales y te ayudará a evacuar fácilmente.