LUISA CASTILLO

Alimentación intuitiva como herramienta para una vida saludable

Aprender a escuchar a tu cuerpo es una de las mejores maneras de alimentarte adecuadamente, sin contar calorías ni hacer ninguna dieta. Para ello existe la alimentación intuitiva, algo que todas las personas hacen en su nacimiento y que se pierde con el pasar del tiempo. Pero puedes recuperarlo si así lo deseas.

Adicionalmente, este tipo de nutrición ha sido pensado para que todas las personas puedan comer con libertad, pero sin llegar a los excesos. Sigue leyendo para comprender un poco mejor este método y todo lo que involucra, te guiaré a través de esta nueva manera de comer. Ha llegado el momento de llevar una vida más saludable.


También te puede interesar: Psiconutrición: un nuevo enfoque de alimentación


¿Qué es la alimentación intuitiva?

El ser humano, en su nacimiento, está en blanco, con el pasar de los años se adquieren conocimientos como la intuición. Esta interesante capacidad de presentir o determinar cuando está por pasar algo. A su vez, esto puede convertirse en la mejor herramienta para conocer el funcionamiento del cuerpo, sus necesidades y posibilidades.

Basado en esto se desarrolla el concepto de una alimentación arraigada a la intuición, algo que todos podemos manejar desde el nacimiento. Esto no es más que el hecho de comer lo que realmente quieres y la cantidad necesaria para sentirte saciado. Dentro de esta idea se incluye el hecho de comer con libertad y sin restricciones dietéticas.

¿Cuáles son sus beneficios?

Hablar de la alimentación intuitiva ya deja entrever sus ventajas, comenzando por el hecho de que elimina toda idea de dieta y restricciones. Esta manera de alimentarse permite que cada persona adecue su forma de comer a sus gustos y necesidades. Una habilidad que permite ingerir cantidades adecuadas según las señales del cuerpo.

Por otra parte, esta disciplina ayuda a conocer mejor el cuerpo, identificar las sensaciones y a disfrutar un poco más de una alimentación adecuada. También te brinda la posibilidad de comprender que es un exceso y que es una necesidad. Con la ayuda necesaria, esta puede convertirse en tu manera de perder peso sin problemas.

5 consejos rápidos para aprovechar esta herramienta

Comenzar en esta disciplina alimentaria no es precisamente sencillo, sí, suena fácil comer lo que quieras, pero no es que puedas comer pizzas todo el tiempo. Debes aprender a manejar los alimentos que te hacen bien y priorizarlos, sin dejar de lado aquellos que te gustan un poco más. Para guiarte un poco, estos consejos te serán útiles.

  • Olvídate de las dietas: Lo primero que deberás hacer es alejarte de las revistas, libros y consejeros que te hablen de dietas restrictivas.
  • Aprende a conocerte: La saciedad y el hambre no se identifican con facilidad, lo mejor será que lo hagas de manera progresiva y ajustada a tus posibilidades.
  • Deja de lado la culpa: Ha llegado la hora de reconciliarte con la comida, conociendo los límites, como aquello que quieras, sin condenarte por ello.

amor por la comida saludable

  • Haz ejercicio y gasta calorías: En la alimentación intuitiva no es necesario contar cada caloría que consumas, pero puedes ayudarte a no acumularlas. Practica alguna actividad física con frecuencia, la que sea de tu gusto.
  • Aprovecha la comida real: Cocinar en casa y consumir alimentos poco procesados es una excelente idea, esto te ayuda a reducir los elementos dañinos de la alimentación industrializada.

¿Quieres comenzar en esta disciplina? ¡Te ofrezco la ayuda que necesitas!

Como puedes ver, la alimentación intuitiva implica un cambio de vida que no se da de un momento a otro. Por ello, quiero tenderte la mano para que puedas lograrlo sin que sea una odisea. Contáctame y pronto tendrás todo lo que necesitas para tener una nueva vida olvidando las dietas y restricciones.