LUISA CASTILLO

Síntomas de metabolismo basal bajo

El metabolismo basal bajo puede provocarse por situaciones genéticas o diversos problemas que pueden influir negativamente en la pérdida de peso. Ahora, el metabolismo es un conjunto de procesos químicos celulares a través de los que el organismo adquiere energía para cumplir con las funciones básicas. 

Por supuesto, puede existir un problema genético, sin embargo, al cambiar algunos hábitos comunes podrías modificarlo y ayudar a que comience a funcionar adecuadamente. Para comprender mejor los síntomas de metabolismo basal bajo, aquí encontrarás la información necesaria. No obstante, ya avanzamos que si sufres de esta condición lo mejor es dirigirte a un profesional, ya sea médico como nutricionista, para que evalúe tu caso y busque la mejor solución. En mi consulta nutricional online puedo guiarte y orientarte para mejorar tus síntomas de metabolismo basal bajo.

¿Qué significa tener el metabolismo basal bajo?

De acuerdo a la coordinadora de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), doctora María D. Ballesteros Pomar, plantea que el metabolismo basal tiene un componente genético en el que no es posible influir. Sin embargo, también depende de la composición corporal.

Al hablar de un metabolismo bajo hace referencia a la velocidad con la que el cuerpo lleva a cabo las funciones propias, la transformación de los nutrientes de la comida y la facilidad de con la que puedes perder el exceso de grasa. 

En el momento que los requerimientos energéticos son menores en comparación con la cantidad de energía consumida, el exceso de calorías se almacena en forma de grasa y, en consecuencia, genera un aumento de peso. Los resultados de un metabolismo bajo será la obesidad, siendo una de las enfermedades más perjudiciales en la actualidad. 

La tiroides y el metabolismo, ¿cómo afecta?

El órgano encargado de regular el metabolismo es la tiroides, es la encargada de producir otras hormonas capaces de influir en casi todo el funcionamiento del cuerpo, de ella dependerá la facilidad con la que quemarás calorías, el almacenamiento de la grasa, entre otros.

Por este motivo, cuando existen trastornos de la tiroides, uno de los primeros síntomas serán los problemas del metabolismo. Cuando comienza a afectar, la grasa se almacena y comenzarás a engordar con mayor rapidez.

¿Qué pasa cuando el metabolismo es lento?

Para detectar el metabolismo basal bajo es preciso acudir con un especialista y someterte a algunos exámenes  para determinar los motivos y las mejores soluciones. De igual manera, algunos síntomas podrían alertarte de que no está funcionando adecuadamente, tales como los siguientes:

Aumento de peso 

La primera señal de alerta es el aumento de peso inexplicable, posiblemente tengas una dieta sana y te ejercites constantemente y, aun así, percibes un aumento de peso sin control, es posible que tengas un metabolismo lento. 

Sin embargo, también podría alertar otras enfermedades relacionadas con los problemas de tiroides, por eso, es indispensable acudir con un médico y comenzar a hacer todos los chequeos oportunos.

Dolores de cabeza persistentes

Un metabolismo lento afecta tus hormonas y, de esa manera, comienzan a aparecer los incesantes dolores de cabeza que, en ocasiones, se convierten en migraña o punzadas continuas. Cuando llevas varios días tomando medicamentos para este malestar y persisten, es hora de consultar al médico.

Cansancio continuo

Si tienes un metabolismo lento tu cuerpo no quemará las energías correctamente, por ende, comienzas a experimentar fatiga y cansancio continuo. Aun cuando has dormido la cantidad de horas necesarias, podrías sentirte agotado. 

Apetito sexual casi inexistente

A pesar de que es una situación que puede deberse a diferentes motivos alejados a los problemas de salud, en ocasiones, es a causa de un problema con el metabolismo, el aumento de peso y los dolores de cabeza constantes. Todo se vincula a la hormona tiroidea, una de las más perjudicadas al tener un metabolismo bajo. 

Estado de ánimo bajo 

Otro síntoma será la sensación de tristeza continua sin una causa externa justificante, es uno de los puntos más importantes que deben atenderse. Algunas personas comienzan a sentirse deprimidas cuando no es diagnosticado el problema a tiempo. 

Te cuesta bajar de peso

Incluso cuando mantienes una alimentación adecuada y un régimen continuo de ejercicios, puedes notar que te mantienes en el mismo peso durante mucho tiempo. Si te sucede esto, claramente tienes un metabolismo lento, por eso, necesitas seguir un tratamiento adecuado. Una nutricionista para bajar de peso, como es mi caso, te ayudará a conseguir los resultados que buscas de forma más fácil.

Consejos para acelerar el metabolismo 

Aunque es algo que se ha repetido continuamente a lo largo del artículo, cualquier tratamiento para acelerar el metabolismo es necesario acudir con un médico. Sin embargo, para mejorar el proceso, puedes comenzar a seguir alguno de estos consejos:

Come al menos seis veces al día

Aunque es un tema un poco controversial, la realidad es que resulta mejor comer varias veces al día en porciones pequeñas. Cuando pasas mucho tiempo sin comer el azúcar en sangre disminuye provocando cansancio y que el metabolismo se ralentice. 

Lo recomendable es tomar pequeñas meriendas entre comidas, puede ser un puñado de frutos secos o alguna fruta. Eso te ayudará a evitar el hambre, pero debes recordar que todas las comidas deben ser saludables. 

Los carbohidratos no son tus enemigos

No es necesario eliminar muchos alimentos de tu alimentación para someterte a un régimen de adelgazamiento intenso, los carbohidratos son una de las principales fuentes de energía del organismo. No huyas de los alimentos naturales como la papa, el arroz y demás opciones que se encuentran dentro de la lista de los carbohidratos. 

El café sería un buen acompañante

Los beneficios del café son mayores a los “peligros” predicados por unos tantos, mientras se consuman las cantidades adecuadas durante el día podrás aprovechar su poder estimulante y aumentarás tus niveles de adrenalina. 

Para algunos profesionales, esta es de las pocas sustancias naturales capaces de ayudarte a acelerar el metabolismo, además, es una excelente alternativa para darte energía durante tus ejercicios. Algunos atletas se toman una taza de café antes de ir a las competiciones o comenzar sus entrenamientos. 

Diseña una rutina de ejercicios ajustada a tus posibilidades

Quedarte estático no es una opción cuando tienes un metabolismo lento, necesitas ejercitarte. No necesitas hacer rutinas muy intensas, sería suficiente salir a caminar cada mañana, pasear en bicicleta o ser parte de una clase de baile. 

La misión es eliminar el sedentarismo de tu vida, cuando te ejercitas tu metabolismo comenzará a trabajar más rápido. Además, consigues eliminar el exceso de grasa de cuerpo y conseguirás sentirte más animado y complacido con la imagen que miras en el espejo.

El té verde como antioxidante natural

Para eliminar toxinas y mejorar el ambiente de tu organismo, el té verde es una magnífica manera de hacerlo. Es conocido como una de las sustancias eficaces para quemar grasa, sin embargo, si no es con la ayuda del ejercicio y una buena alimentación, no disfrutarás de estos beneficios. 

Añade el picante a tu comida diaria

Recientemente, se llevó a cabo una investigación en la Escuela de Farmacia de la Universidad de Wyoming, en la siguiente se determinó que el chile picante, también conocido como ají, es capaz de quemar grasa sin necesidad de eliminar alimentos de la dieta diaria. 

El chile, los pimientos rojos picantes y la cayena contienen capsaicina, un componente activo encargado de bajar los lípidos corporales encargados de ayudar la muerte de las células grasas inmaduras. De esa manera, te ayudarán a perder peso.

Igualmente, se determinó que al consumir alimentos picantes, con ingredientes naturales, la actividad metabólica mejora en un 20%, manteniéndose de esa manera durante aproximadamente 30 minutos. 

El síndrome metabólico ¿Qué es?

Cuando no atiendes a tiempo los problemas de metabolismo podrías sufrir de afecciones mayores, igualmente, es un síndrome, generalmente, transmitido en los genes familiares. También es común en personas con enfermedades relacionadas con la diabetes y la hiperinsulinemia. 

Aunque no suele presentar síntomas, es uno de los principales causantes de la obesidad central, presión arterial alta, niveles de triglicéridos altos y niveles de lipoproteína de alta densidad bajos y diabetes.

Hábitos que contribuyen a tener un metabolismo basal bajo

Para librarte de los estragos de un metabolismo bajo, primero debes eliminar algunos hábitos comunes, como los siguientes:

Pocas horas de sueño de calidad

Dormir pocas horas aumenta los riesgos de sufrir enfermedades, algunos de los problemas ocasionados es la reducción de la tasa metabólica y eleva tus posibilidades de aumentar de peso. Lo ideal es hacer una rutina de sueño de al menos 7 horas por noche. 

Consumir demasiada azúcar 

Cuando tomas demasiada azúcar aumentarás los riesgos de obesidad, diabetes y resistencia a la insulina. Comienza a eliminar las bebidas azucaradas por agua, té o café, dejando de lado el endulzante, por el contrario, opta por edulcorantes naturales. 

Tener una dieta baja en calorías

Reducir las porciones es un buen comienzo para bajar de peso, pero no puedes eliminar las calorías para intentar reducir tallas. Esto le dará una señal a tu cuerpo de que estás comiendo poco y, por ende, tu metabolismo se vuelve lento siendo una manera de protegerse. 

Lo normal es consumir al menos 1.000 calorías al día, igualmente, eso debe ajustarse a tu rutina diaria y el ejercicio físico hecho. No es recomendable perder más calorías de las consumidas porque puede generar problemas de salud. 

En conclusión, para acelerar el metabolismo comienza por solicitar una cita con tu médico, él se encargará de dar con el problema y darte el tratamiento adecuado.