LUISA CASTILLO

Cómo comer para no hincharse

Frecuentemente, puede ocurre que cuando terminamos de comer tenemos la desagradable sensación de que el estómago se inflama o se hincha. Las razones en realidad son varias y para un diagnóstico exacto deberían ser previamente consultadas por un especialista. Una nutricionista clínica es la encargada de evaluar tus síntomas y elegir los cambios necesarios en tu alimentación para evitar hincharse. Las puertas de mi consulta nutricional online (y presencial en Barcelona) están abiertas para Porque puede llegar a ser algo simple como que necesites empezar a hidratarte más y reducir el estrés. Hasta ser un más complejo como intolerancia o síndrome de colon irritable, que son padecimientos más severos. 

Todo esto puede ser tratado con medicamentos o tratamiento, pero nada como llevar una alimentación sana y balanceada. La comida es la gasolina que nuestro cuerpo necesita para estar saludable y prevenir enfermedades o malestares como la hinchazón. Por eso, en la siguiente entrada del blog de Luisa Castillo ahora voy a enseñarles las claves de cómo deberían comer para no hincharse. 

¿Qué comer en un día para no hincharse?

La hinchazón proviene frecuentemente de una mala alimentación o hábitos alimenticios inadecuados. Y no solo señalo las gaseosas, el exceso, grasas y azúcares saturadas, que claro pueden afectar, pero no son los únicos culpables. Pero si lo que quieres saber es cuales son los alimentos que debes incorporar a tu rutina de comidas. Te enseñaré que es lo que sugiero comer para no hincharse. 

Tengo el abdomen inflamado y con dolor ¿Qué puedo tomar?

Aunque existen muchas medicinas prescritas que te ayudan a resolver este molesto problema estomacal, también los productos que nos ofrece la naturaleza son el remedio para mejorar. Por ejemplo, después de comer, si tienes tendencia a hincharte, puedes optar por una infusión de hierbas, como un té. 

Un básico muy frecuente en hogares es el té de manzanilla. Que aparte de tener beneficios relajantes en todo el cuerpo, también es muy favorecedor en el estómago. Un buen té de flor de manzanilla ayuda a calmar inflamaciones y calmar los gases. Si algo de lo que comiste te ha caído pesado y te ha hinchado hasta causar dolor, la manzanilla optimizará el recorrido intestinal y relajará los músculos abdominales. 

El jengibre, aunque su sabor no es el favorito de muchos, resulta ser un gran aliado para los procesos inflamatorios del estómago. Ya sea que las infusiones en té o decidas agregarlo a tus comidas, sin duda te reducirá esta gran molestia en el estómago. El jengibre además te aportará apoyo con otros procesos relacionados con la inflación de estómago como la diarrea, náuseas y vómitos. 

Una gran recomendación hecha por nutriólogos es anexar los probióticos a tu dieta o rutina. El yogur griego en particular suele ser uno de los favoritos ¿Cómo no serlo? Si puede ser combinado de tantas formas y cada gramo contiene muchas propiedades positivas. Y para los intolerantes a la lactosa, también está la opción del kéfir. Que contiene en sus elementos muchas de las bacterias prebióticas que están en nuestro estómago. Ambos son excelentes complementos diarios.

¿Y el limón?

Todos alguna vez hemos escuchado que el limón es bueno para remediar malestares estomacales. Cuando te sientas inflamado o alguna comida te haya sentado mal seguro, algún té con zumo de limón o una cucharada de limón con miel te ayudara a encontrar el alivio. 

La razón es que este consejo que nos dan las mamás está muy acertado. Se ha comprobado científicamente que el ácido del limón es similar al ácido que está en nuestro estómago, lo cual provocará que se agilice el proceso digestivo. Por supuesto, es un rotundo acierto incluirlo diariamente entre comidas en sus diversas presentaciones. 

Salvo claras excepciones que te deben tener un poco más de cuidado, como por ejemplo, personas que sufren de acidez o reflujos. Esto no quiere decir que está prohibido, sino que debe consumirse con mayor precaución. 

¿Qué comer para que no se inflame el estómago?

Luego de estas recomendaciones para después de comer para no hincharse. Procederé a indicarte que alimentos son los ideales que debes incluir a tu vida para llevar una dieta balanceada y saludable. 

Frutas, las grandes estrellas

Las frutas son infaltables en una alimentación natural y óptima. Cada una tiene muchos nutrientes, vitaminas y minerales que son beneficiosas en muchas áreas de la salud, sobre todo en la estomacal. Por ejemplo, la piña con sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias son excelentes para dejar de sentir malestar si quedaste muy lleno después de comer. Ya que contiene una enzima que te ayudara a disolver las proteínas y carbohidratos de tu estómago.

La papaya también es una fruta que trae grandes beneficios a  la barriga, aunque no es del gusto de todas las personas. Hay que admitir que es un vaso de jugo de papaya, es ideal para reducir inflamaciones o acidez, además de ser un gran motor para acelerar la digestión. En internet encontrarás recetas de batidos o maneras de comerla para que sea más agradable. 

No puede faltar en esta lista de comer para no hincharse el pepino. Contando con un gran porcentaje de agua en su composición, el pepino te ayudará si sufres de retenciones de líquidos y aliviará la hinchazón abdominal o estomacal. Y es una fruta muy versátil para comer en ensaladas o si beberlo en batidos con piña, limón y espinaca. 

Las calabazas o alcachofas tienen altos niveles de fibra y potasio, altamente recomendables para personas con tendencia a sufrir de gases o problemas digestivos. Y por supuesto, consumirlas frecuentemente en cremas, licuados o snacks saludables será muy bueno disminuyendo la hinchazón abdominal o estomacal.

Otras recomendaciones para no hincharse

  • No olvides tomar mucha agua, sobre todo en ayunas. Activarán y acelerarán el movimiento digestivo.
  • Evita el exceso de azúcares y grasas saturadas. No porque estén mal, pero recuerda encontrar el balance adecuado.
  • Las gaseosas no siempre serán el mejor acompañante para todas las comidas. Porque hacen que el estómago se llene de gases.  No podemos negar que son deliciosas, pero mejor consumirlas con moderación. 
  • Intenta no sobrepasarte con las porciones en cada platillo. Busca encontrar la medida en la que puedas comer hasta satisfacer el apetito, sin llegar a llenarte por completo.
  • Haz ejercicio regularmente, una buena rutina mejora las capacidades de tu cuerpo.